Dr. Joshi Otero

Hilos tensores, te lo explicamos todo.

Hilos tensores PDO colocados por el Dr. Joel Joshi Otero
Colocación de Hilos tensores

Los hilos tensores son una herramienta muy útil en el mundo de la cirugía estética facial con una popularidad creciente en los últimos años. Te contamos todo lo que debes saber sobre ellos, y si eres un buen candidato para aplicartelos.

Debes comprender primero que todo cual es el proceso normal del envejecimiento facial.

Por una parte tenemos la pérdida del volumen facial principalmente en el tercio medio. Esto se debe a una atrofia de la grasa de la zona con una migración caudal de la misma.

En la zona perioral tenemos los dientes y el hueso maxilar que soportan los labios. Cuando tenemos alguna ausencia dental no tratada adecuadamente, el labio pierde su soporte y esto se traduce en un aspecto envejecido.

Al mismo tiempo, la piel pierde parte de su colágeno y elastina, haciéndose fláccida con el paso del tiempo.

¿Que son los hilos tensores?

Los hilos tensores son unos filamentos hechos con materiales biocompatibles como la polidioxanona o PDO, usada desde hace muchos años como suturas reabsorbibles en las cirugías.

Pueden ser uno o varios filamentos, con o sin espículas para regular la tracción del mismo dependiendo de la zona donde se aplique.

Se colocan en un plano subcutáneo en el sentido que se desea proporcionar firmeza al rostro. Una ventaja intereante que presentan, es que estimulan alrededor de ellos la síntesis de colágeno tipo I y IV, además de la elastina.

¿Cuanto tiempo dura el efecto?

A partir de las 4 semanas el hilo se comienza disolver, generando en la zona una fibrosis residual junto con la síntesis de colágeno que ayuda a reafirmar la piel durante varios meses

¿Como empezamos a usarlos la primera vez?

Nosotros recomendamos iniciar tu tratamiento facial primero reponiendo los volúmenes en el rostro con ácido hialurónico o injertando grasa autóloga (procedimiento conocido como lipofilling) y luego reposicionamos la piel con los hilos tensores en los vectores adecuados.

El procedimiento es indoloro al infiltrar anestesia local en la zona donde los vamos a colocar.

Habitualmente usamos entre 6 y 8 hilos en la primera sesión. Se puede repetir a partir de los 6 meses.

¿ Cuales son los efectos secundarios más frecuentes?

Puedes presentar enrojecimiento en el orificio de entrada del hilo tensor, sensación de tirantéz en la cara y alguna molestia al presionar la piel sobre el recorrido del hilo durante uno o dos días.

Colocación de seis hilos tensores de PDO en el Hospital Recoletas de Burgos

En este vídeo puedes ver el procedimiento realizado de forma completa con una compañera de trabajo en el Centro Médico Calzadas del Hospital Recoletas en Burgos.

Compartir en Redes:
Share on facebook
Share on linkedin
Share on linkedin
Share on whatsapp

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.