fbpx

​Ocho cosas que debes tener en cuenta antes de realizarte una cirugía de los párpados

Blefaroplastia por el Dr. Joel Joshi Otero

La cirugía de los párpados (conocida como blefaroplastia) es uno de los procedimientos más frecuentes en cirugía plástica facial. La piel arrugada alrededor de los ojos, las ojeras y las bolsas producen una “mirada cansada” que muchas veces te hace parecer mayor. En ocasiones es una cirugía estética y funcional a la vez produciendo unos ojos más abiertos y juveniles.

Consideramos importante que tengas en cuenta 8 cosas antes de realizarte este procedimiento:

1. La experiencia importa… y mucho.

Escoger al cirujano adecuado es un proceso al que debes dedicar tiempo. Lo más habitual es que sea un cirujano plástico, cirujano maxilofacial u oftalmólogo el que realiza estas intervenciones. Revisa su formación y asegúrate de que tiene experiencia. No dudes en visitar a un par de ellos antes de tomar la decisión. El feeling con el cirujan@ es fundamental. Debe ser una persona cercana y debe estar disponible siempre que lo necesites.

2. Es una cirugía muy delicada.

Para tener un buen resultado, la planificación debe ser muy precisa. En el párpado superior se suele retirar piel, musculo, grasa o una combinación de ellos dependiendo del paciente. En el inferior, las estrategias son aún más complejas. Puede requerir un abordaje externo subciliar (justo debajo de las pestañas) o transconjuntival (dentro del párpado). También se puede retirar piel, músculo o grasa dependiendo del problema que se tenga. La grasa en ocasiones se puede redistribuir en lugar de eliminarse. Es frecuente reposicionar el canto externo del ojo si hay mucha flacidez o si su posición es inferior a la adecuada. Finalmente la piel se puede tratar con laser o con un peeling medio o profundo para eliminar las arrugas superficiales y las manchas. Algunos procedimientos producen más edema que otros siendo el periodo de recuperación más o menos largo. No dudes en consultar con tu cirujano el plan de tratamiento para estar bien informad@ antes de la cirugía.

Solicita una consulta aquí.

3. Los párpados caídos pueden ser hereditarios

La apariencia cansada y de mayor edad en los ojos no es solo el resultado del envejecimiento. Existe muchas veces un importante componente hereditario en las bolsas de párpados inferiores, cejas caídas y piel de los párpados superiores. Si bien la cirugía de párpados es más común en pacientes mayores de 40 años debido al envejecimiento natural, en ocasiones también se tratan pacientes más jóvenes.

4. Antes de realizarse la blefaroplastia considere la elevación de las cejas

El párpado superior, la frente y la ceja al estar tan cerca deben de evaluarse juntos para procedimientos de cirugía estética. La frente desciende naturalmente con la edad, pudiendo crear una apariencia de molestia o enojo. Un correcto reposicionamiento de las cejas ayuda a abrir los ojos y en muchas ocasiones no hace falta hacer nada más. Si su cirujano no hace ninguna mención a este tratamiento, busca otro que si lo haga.

5. Existen tratamientos no quirúrgicos para tus ojos

Si bien el exceso de piel y grasa generalmente se trata con cirugía, también existen opciones no quirúrgicas que pueden proporcionar magníficos resultados a determinados pacientes. Los cirujanos especializados en cirugía estética facial deben tener en su arsenal terapéutico alternativas más conservadoras. Los rellenos faciales con ácido hialurónico proporcionan buenos resultados que duran varios meses y requieren un tiempo mínimo para su aplicación. También están los peelings químicos y el láser CO2 para eliminar las arrugas superficiales y las manchas.

6. Los resultados de la cirugía de párpados deben ser naturales

Todos los pacientes de cirugía estética quieren resultados naturales. Los mejores cirujanos faciales intentan hacer que sus pacientes se miren a sí mismos sin necesariamente verse “diferentes”. Los resultados naturales deben proporcionar al paciente un “look” fresco y rejuvenecido. Tu cirujano debe asesorarle sobre los procedimientos más adecuados para conseguir los resultados que busca. Muchas veces te puedes beneficiar de otros tratamientos que armonizan tu rostro.

7. Un poco de ansiedad es normal y esperado

Es normal estar algo nervios@ antes de cualquier procedimiento cosmético, ya sea con anestesia local o general. La preparación antes de la cirugía consiste en tener claro lo que debes hacer o evitar en las semanas previas al quirófano. Comentar con tu cirujano las instrucciones de cuidados previos y posteriores al procedimiento puede ayudar a aliviar los temores. Se recomienda evitar maquillarse, cepillarse las cejas y usar lentes de contacto durante las primeras dos semanas después de la cirugía. La inflamación puede resolverse más rápido y existe menos riesgo de infección si se siguen las instrucciones de cuidado del cirujano. Si tienes gafas graduadas úsalas para camuflar parte de la hinchazón en este período de recuperación inicial, además de ser mejor para los ojos.

8. Los resultados no son inmediatos

Los resultados después de un procedimiento quirúrgico estético se aprecian mejor una vez que se resuelve la inflamación. La paciencia es clave. Gran parte de la recuperación definitiva ocurre después de varias semanas. Sin embargo, en algunos casos los resultados completos pueden tardar más de seis meses.

 

Estas son solo algunas de las cosas a considerar antes de la blefaroplastia. Solicita una cita online o presencial sin compromiso para cualquier duda que puedas tener antes del procedimiento.

 

admin

Author admin

More posts by admin

Leave a Reply